miércoles, 14 de abril de 2010

Cómo subirse a la ola

Pasamos un año 2009 que desearíamos olvidar. Y este 2010 se percibe con una economía que se recupera. La mayoría de los pronósticos indican que la economía crecerá este año. Sin embargo, este crecimiento se dará en un contexto particular.

1) Inflación: La inflación en Argentina nos consume. No importa cuánto trate el gobierno de negarlo, todos lo sabemos porque lo vivimos. Los especialistas saben de economía, y por lo tanto, saben que hay inflación. Las amas de casa, que no estudiaron macroeconomía, saben perfectamente, y mejor que nadie, que hay inflación.
La inflación nos consume porque el aumento de precios --y de ingresos-- no significa mayores ganancias. Esto es así porque esos mayores ingresos no son reales. Y la inflación también nos consume porque nos quita el futuro. No sabemos a qué atenernos ni cómo organizarnos. Así que este año de crecimiento económico está en el marco de inflación.

2) Aumento de costos: La inflación implica, entre muchas otras cosas negativas, aumentos de costos. Estos aumentos son de todo tipo: salarios, alquileres, insumos, etc. Estos aumentos de costos también erosionan (o liquidan) la rentabilidad.

3) Dificultades financieras y bajas ganancias: Todo lo que describimos antes destruyen ganancias, al mismo tiempo que nos quita efectivo para movernos. De modo que debemos esperar que los problemas financieros continúen.

4) Mayores ventas: Sin embargo, es posible esperar mayores ventas. Estas mayores ventas producirán mayores ingresos, aunque, como mencionamos, no sea tan positivo como lo sería en un contexto sin inflación. Igualmente, es mucho mejor tener mayores ventas que tener ventas similares o menores.

Entonces, en este contexto en particular que nos toca vivir, ¿cómo hacemos para maximizar los beneficios? ¿Cómo nos subimos a la ola?

1) ¡No sea tan optimista!
Es tan fácil que le vaya mal cuando todo va bien como que le vaya mal cuando todo va mal. Es decir, que el contexto sea favorable no siempre es bien aprovechado. Cuando las ventas suben, en nuestro contexto, se disparan también los costos, se pierde la rentabilidad y se producen asfixias financieras.

2) Use inteligentemente los medios electrónicos.
Los medios electrónicos actuales, especialmente los relacionados con la web 2.0 le permiten tener relaciones más cercanas con sus clientes, conocerlos y llegar de un modo directo y personal. De la larga lista de posibilidades, Facebook es el más conocido. Y representa una enorme y valiosa oportunidad para usted. En Dael Marketing nos especializamos en marketing en Internet, de modo que en nuestro web site (dael.com.ar) como también en este blog, estaremos compartiendo información valiosa. Otros medios, como Twitter, representan oportunidades cada vez mayores.

3) Carpe diem.
"Carpe diem" es una expresión latina que significa "aprovecha el día". Se enfoca en vivir el día de hoy, aprovecharlo, usarlo, aprender. En un contexto tan volátil como el nuestro, debemos vivir el día a día. No pierda nunca la visión estratégica de mediano y largo plazo de su negocio, y tampoco deje que el largo plazo lo haga olvidad del día de hoy.

4) Coseche las relaciones con sus clientes.
Si usted hizo sus deberes en el pasado, y generó relaciones serias con sus clientes, este será el tiempo donde podrá cosechar. Si no lo hizo en el pasado, es tiempo de concentrarse en sus clientes. De vuelta su negocio, póngalo de cara al cliente. Gire en torno a él en cada instante. Más adelante compartiremos herramientas para hacerlo.

Estas son solamente cuatro ideas que podrán ayudarlo. Hay muchas más. La lista es infinita, limitada solamente por nuestra imaginación y valentía. Seguiremos viendo opciones y posibilidades.

No hay comentarios:

Publicar un comentario